Tratamiento de lípidos del estrato córneo y reemplazo de lípidos

Tratamiento de lípidos del estrato córneo y reemplazo de lípidos

Aprenda cómo los lípidos del estrato córneo afectan la salud de la piel y los posibles tratamientos contra el agotamiento de estos lípidos.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y su función principal es protegerla contra la pérdida de componentes fisiológicos y contra las condiciones ambientales perjudiciales. Se divide en tres capas: epidermis, dermis e hipodermis.

La epidermis, la capa más superficial de la piel, se subdivide en otras cuatro capas: estrato córneo, estrato granulosa, estrato espinoso y estrato basal. La función de barrera cutánea se produce principalmente en la capa más externa de la epidermis, el estrato córneo. Esto a su vez está compuesto por células llamadas corneocitos que están rodeadas por una matriz lipídica existente en forma de bicapas lipídicas. Las bicapas lipídicas son la única vía a través del estrato córneo y son responsables de la formación y el mantenimiento de la función de barrera de la piel. Por lo tanto, cualquier disminución o alteración en los lípidos que forman el estrato córneo puede afectar su función de barrera. Del mismo modo, algunas enfermedades están asociadas con el agotamiento de estos lípidos. En consecuencia, el reemplazo de los lípidos ausentes se puede explotar como tratamiento de la piel afectada.

Las capas lipídicas están compuestas de ceramidas, ácidos grasos libres y colesterol organizados específicamente en la matriz lipídica en concentraciones de 40-50, 20-33 y 7-13%, respectivamente. Sin embargo, estas concentraciones varían según el sexo, la edad, la condición del individuo y las estaciones del año

Además, hay otros factores externos e internos que pueden modificar la organización y composición de los lípidos en el estrato córneo. Los estudios han demostrado que la exposición a algunos productos químicos utilizados en productos de limpieza y desinfectantes, contaminantes ambientales, ingredientes farmacológicos y algunas adversidades físicas pueden afectar el estrato córneo.

Se ha demostrado que la aplicación de acetona y etanol a la piel puede causar la interrupción de la barrera cutánea debido a la eliminación de parte de los lípidos de la capa córnea. Así como la aplicación de una solución al 5% de lauril sulfato de sodio ha demostrado afectar los lípidos intercelulares como el colesterol, ácidos grasos libres y esfingolípidos. El nivel de perturbación de la barrera de la piel depende de la naturaleza de los productos químicos y del nivel de exposición a ellos. Los factores internos como la dieta inadecuada, el envejecimiento y los altos niveles de estrés también pueden alterar los niveles de lípidos en la matriz.

Se sabe que el agotamiento o la alteración de los lípidos del estrato córneo son la principal causa de sequedad y ruptura de la piel. Como resultado, pierde agua, se seca, se agrieta y las grietas permiten la entrada de alérgenos, toxinas y microorganismos que pueden causar inflamación e irritación. La inflamación puede causar aún más trastornos en los lípidos del estrato, formando un círculo vicioso.

Esta afección puede provocar otras afecciones, como sequedad severa de la piel y picazón, y sus consecuencias pueden llevar a infecciones secundarias causadas por virus, bacterias u hongos. Otras enfermedades pueden estar asociadas con el agotamiento de los lípidos del estrato córneo, como eccema, psoriasis, dermatitis atópica, ictiosis, xerosis, entre otros.

En circunstancias normales, si la función de la barrera de la piel se ve comprometida, se inicia rápidamente una secuencia de reparación al aumentar la síntesis de todos los lípidos en el estrato córneo para restaurar la homeostasis. Bajo condiciones anormales, la velocidad de síntesis de estos lípidos se ve afectada y puede no ser posible un rápido restablecimiento de los lípidos agotados, lo que altera la función de barrera de la piel. Estudios muestran cómo se puede restaurar la función y los enfoques principales incluyen restaurar los lípidos perdidos o administrar agentes que faciliten la producción de estos lípidos.

Varios estudios han demostrado que la aplicación de mezclas de lípidos que contienen ceramidas, colesterol y ácidos grasos libres en una proporción adecuada facilita el proceso de recuperación de la barrera de la piel en las pieles que se han extraído los lípidos con acetona, éter de petróleo o algunos detergentes. Sin embargo, la aplicación de estos lípidos no fue efectiva en las pieles tratadas con algunos agentes detergentes como el lauril sulfato de sodio. El resultado negativo se atribuyó al efecto de desnaturalización de la proteína de los surfactantes utilizados y su penetración en las capas más profundas de la piel.

Algunos investigadores sugieren que para que el tratamiento de los lípidos sea efectivo, estos lípidos deben cruzar el estrato córneo y llegar a la interfaz entre el estrato córneo y la capa granular (capa que está abajo del estrato córneo). Por lo tanto, la difusión eficiente entre estas capas es una variable importante para el tratamiento.

Además de los lípidos del estrato córneo, se hicieron intentos de administrar sus análogos. En una universidad en la República Checa, los investigadores encontraron que una crema que contenía un análogo de ceramida (N-tetracosanoil- (L) -serina tetradecil éster) mostró un excelente resultado en la reparación de la barrera cutánea en las pieles que se sometieron a extracción de lípidos en pruebas in vivo y ex vivo. A diferencia de las ceramidas naturales, el análogo se sintetizó mediante un método de dos pasos y bajo costo que ofrece la ventaja de minimizar la inactivación enzimática.

Las ceramidas se sintetizan y se transforman en el proceso de diferenciación de queratinocitos. Su síntesis involucra precursores de ceramidas y varias enzimas como la serina palmitoiltransferasa. Los componentes que pueden aumentar la actividad de estas enzimas aumentan el nivel de ceramidas en el estrato córneo. Por otro lado, las ceramidas pueden degradarse por enzimas llamadas ceramidasas, por lo que los componentes que inhiben estas enzimas degradantes pueden producir un aumento en la concentración de ceramidas en el estrato córneo. Algunos de estos componentes son:

La nicotinamida y sus derivados han demostrado aumentar la síntesis de ceramidas, glucosilceramidas, esfingomielina, ácidos grasos libres y colesterol. Este resultado fue atribuido por la regulación positiva de la enzima serina palmitoiltransferasa. El ácido ursólico también se ha clasificado como un agente capaz de aumentar la producción de ceramida en la piel.

Un estudio estadounidense demostró que el ácido láctico aumentó significativamente el nivel de ceramidas en el estrato córneo, que se asoció con la transformación por el metabolismo del ácido láctico en acetil CoA, que es una fuente de carbono para la síntesis de lípidos. Ya otro estudio ha demostrado que la aplicación de extracto de eucalipto ha mejorado la barrera cutánea, que se asocia con el activo macrocarpal A. Macrocarpal A es uno de los principales ingredientes activos del extracto de eucaliptus. Según los autores, este activo aumenta la cantidad de ceramidas al estimular la expresión de enzimas que estimulan su síntesis, por ejemplo serina palmitoiltransferasa, glicosiltransferasa, esfingomielinasa y glucocerebrosidasa.

El dl-α-tocoferol-6-O-fosfato sódico, un derivado estable contra la oxidación de la vitamina E, es otro componente que aumenta los niveles de ceramida, ya que induce la diferenciación de los queratinocitos al aumentar la entrada de calcio en sus células y estimula la expresión. De los genes que realizan la síntesis de ceramidas. Además de tener efecto antioxidante y antiinflamatorio que reduce la degradación de los lípidos en el estrato córneo.

La piel tiene una gran importancia para la protección del cuerpo humano y su función de barrera se debe principalmente al estrato córneo, más específicamente a su composición y organización de su matriz lipídica. Por lo tanto, el agotamiento de los lípidos del estrato córneo, que puede ocurrir por una variedad de razones, como el uso de ciertos químicos, altera su funcionamiento y puede conducir a diferentes enfermedades e infecciones. Los estudios demuestran que la sustitución de estos lípidos directamente o el aumento indirecto de su síntesis, son tratamientos efectivos.

¿Te ha gustado este artículo? Espero que sí y me encantaría escuchar tu opinión. Deja tu comentario sobre lo que te gustó y quizá una crítica sobre este artículo.

El objetivo de este artículo es contribuir a la elevación del nivel técnico de los profesionales en el área. Para cualquier orientación, siempre busque un profesional calificado como un dermatólogo o farmacéutico.

Referencias:

Sahle F.F; et al. [Skin Diseases Associated with the Depletion of Stratum Corneum Lipids and Stratum Corneum Lipid Substitution Therapy]. Skin Pharmacol Physiol 2015; 28:42-55. Disponible en: <https://www.karger.com/Article/FullText/360009

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *