DE BLACK MIRROR A LA NUEVA COSMÉTICA

Se espera que para el 2020 los usuarios de teléfonos inteligentes a nivel global alcancen la cifra de 2.87 billones. Esto para la industria cosmética es muy importante porque la proporción de dispositivos que incluyen aplicaciones y avances en Internet de las Cosas (IoT), Realidad Aumentada (AR), Realidad Virtual (VR) e Inteligencia Artificial (AI) también está creciendo de forma asombrosa.

Black Mirror es la famosa serie que nos muestra como la tecnología puede afectar nuestras vidas. Es una serie que siempre nos mantiene a la expectativa porque presenta de una forma muy creativa cómo será nuestra interacción con las nuevas aplicaciones, herramientas, dispositivos y aplicaciones desarrolladas a través de IoT, AR, VR e AI. Netflix ha anunciado en junio el lanzamiento de “I am Mother” que trata sobre un robot que se convierte en madre del último ser humano en un mundo post-apocalíptico, todo gracias a la AI.

Las marcas cosméticas están empleando desde el IoT, AR, VR e AI para brindar nuevas experiencias y satisfacer las necesidades del consumidor de forma diferente y más potente. Sabemos que el consumidor cada vez es más exigente y la tecnología permite desarrollar productos más personalizados y precisos.

Usualmente vemos que algunos consumidores no logran encontrar el tono de base adecuado para su rostro y vimos ya hace algunos años el lanzamiento de máquinas ubicadas en las tiendas que con la ayuda de algoritmos y luego de un análisis rápido de la piel permiten crear formulaciones de color personalizadas. El mercado online está creciendo a pasos gigantes en la mayoría de países y por eso las compañías utilizan cada vez más AR para mejorar la experiencia de compra. Estamos viendo mejoras en la tecnología de reconocimiento de imágenes y rastreo facial.

También hay un boom de dispositivos para análisis cutáneo lo que permite al consumidor hacer un diagnóstico rápido del estado de su piel y recibir recomendaciones inmediatas sobre cuáles productos usar. También hemos visto el auge de los “espejos inteligentes” que toman una foto del usuario y hacen una evaluación del estado de las arrugas, manchas, poros, líneas y brillo para así recomendar productos, rutinas y frecuencias de uso. En el mercado también vemos aplicaciones que permiten mostrarle a los usuarios como lucirá su piel y rostro en el futuro.

¿What’s next?

Maquillaje impreso: ¿Alguna vez seremos maquillados por robots? Este año se presentó en el Consumer Electronics Show (CES) una impresora de maquillaje que es muy innovadora porque este dispositivo escanea la piel en tiempo real y solamente aplica el maquillaje en puntos seleccionados del rostro, es decir, la aplicación se realiza únicamente en las zonas donde están las imperfecciones, manchas o poros abiertos. Este dispositivo trabaja con una cámara que captura 200 fotos por segundo de la piel para lograr una aplicación precisa. Otra agencia de diseño presentó una idea de impresora que permite que los estilos de maquillaje que podemos ver en internet se descarguen y se “impriman” en los rostros de las personas. Es decir, si te gusta el maquillaje de una modelo en Instagram ahora podrás tener ese mismo estilo impreso en tu rostro.

3D o “e make-up”, el maquillaje electrónico: Una de las últimas tendencias en tecnología de belleza que no implica el uso de cosméticos reales. La realidad aumentada nos presenta muchas opciones divertidas y podemos descargar looks de maquillaje extravagantes que potencian la imagen digital. Una artista que está rompiendo esquemas en este campo es la francesa Inés Marzet (Ines Alpha) cuyas creaciones son muy conocidas, virales y usadas por artistas, músicos y modelos en Instagram. El maquillaje electrónico puede cambiar de color, estar en 3D o ser iridiscente, lo que no es posible en la vida real… ¡por el momento! En el futuro veremos también el lanzamiento de líneas de maquillaje inspiradas en los terminados y acabados del maquillaje electrónico. ¡Es la era de la electro-belleza!

Pocketsky – Terapia de luz portátil: Hemos visto en las últimas ferias como In-Cosmetics, la evolución en el lanzamiento de varias tecnologías relacionadas con la luz azul y ahora sabemos que debemos limitar nuestra exposición a estas longitudes de onda por los impactos que tienen sobre nuestros ritmos circadianos y sobre algunos procesos bioquímicos en la piel. Sin embargo, si esta luz nos ayuda a mantenernos despiertos… ¿qué pasaría si la usamos a nuestro favor?

Soy colombiano, me encanta una buena taza de café del Quindío en las mañanas y esta idea me pareció fascinante… Recientemente se lanzó Pocketsky, el cuál es un dispositivo que emite una longitud de onda específica, que se coloca en el rostro, frente a los ojos y nos ayuda a desperezarnos cuando lo necesitamos… es el nuevo café virtual! Lo interesante es que este tipo de dispositivos va a evolucionar con los avances de IoT y en el futuro veremos aplicaciones que nos sugieren el uso concomitante con productos de skin care… sin lugar a dudas se abre la puerta a todo un mundo nuevo de mecanismos bioquímicos, formatos, conceptos y beneficios cosméticos. Voilà!!!

https://www.kickstarter.com/projects/pocketsky/pocket-sky-activate-yourself-with-light-anytime-an

Air Pix – Dron ultracompacto para selfies: Este es un dron de tamaño bolsillo diseñado especialmente para tomar mejores selfies. Esta nueva versión presenta una mejor cámara y un mejor rendimiento de la batería. Estamos viendo en el mercado una gran tendencia en el desarrollo de nuevos materiales que mejoran de forma inmediata la apariencia de la piel. Blurring, soft-focus, mattifying, imperfections correction y designed for extreme selfie son beneficios que empiezan a evolucionar alineados a los nuevos avances de IOT, AR, VR e AI para obtener la selfie perfecta.

https://www.indiegogo.com/projects/your-pocket-sized-aerial-photographer-air-pix#/

AI-Powered Acne Analyzers: La inteligencia artificial permite el desarrollo de nuevas aplicaciones para mejorar el diagnóstico del acné y recibir indicaciones de terapia dermatológicas. Las nuevas aplicaciones toman entre 3 o 4 fotos del rostro y realizan un conteo total de los puntos de acné y manchas inflamatorias, permitiendo realizar un seguimiento diario de la mejora al usar el tratamiento cosmético indicado.

Spoken beauty: Este es un nuevo hito de la Inteligencia Artificial desarrollado por el MIT. Recientemente se ha logrado reconstruir un rostro de una persona a partir de una grabación de su voz. El software es capaz también de determinar factores como la edad, el género y la etnia de una persona. Este se creó a partir de clips de voz de más de 100.000 voluntarios. Es impresionante porque logra crear vínculos entre características físicas del rostro a partir de la voz de la persona. En el futuro las empresas cosméticas podrán trabajar sobre patrones de belleza usando la voz de los consumidores para personalizar productos como tratamientos cosméticos, fragancias y maquillaje.

 

Black Mirror es breve e intensa y nos brinda experiencias diferentes. Las nuevas aplicaciones, desarrollos y tendencias del IOT, AR, VR e AI en cosmética están abriendo la puerta a todo un mundo nuevo de creatividad e innovación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *